Publicado por & archivado en Blog.

CrhsQ8zWYAE3sXc

Últimamente no paro de romper mi regla de oro de no implicarme ni mostrarme vulnerable emocionalmente en internet y, sin embargo, es éste motivo suficiente para romper cualquier barrera entre personaje, persona y comunicación, borrando de un plumazo el punto de vista análitico, intencionadamente objetivo, con el que pretendo presentar mis ideas bajo un manto humorístico teñido de cinismo.

Sé que no soy una comunicadora muy influyente, pero me desvivo en todo lo que hago. Pongo referencias en cada detalle y digo más de mí mediante la ficción de lo que podría decir de forma tácita en una conversación con alguien cercano, y siempre lo hago sin recurrir al drama o teñir mi discurso de confidencias emocionales que poco o nada pueden interesar en el mensaje: Me expreso a mí misma mediante pequeños gestos en un cuadro ajeno a mí, al que pretendo darle una mayor profundidad más allá de lo que simplemente soy.

Todo este análisis de mi semántica personal, haciendo gala de mi estúpida y sensual pedantería (Que siempre hace que las cosas parezcan más importantes de lo que realmente son), no es más que una justificación, a modo de introducción, para la concesión que vengo a contar.

Mi canal, mi personaje, mi discurso… No me pertenece sólo a mí. Todo ha sido el resultado trasnochado de un amor incondicional por mi gato Hamlet, de la infundada seguridad del equipo que hacíamos, de la inigualable manera de sentirme invencible con él a mi lado. La mayoría de mis gags, o incluso mis comunicados, tienen a Hamlet como protagonista, y la mayoría de mis chistes se basan enteramente en él y nuestra forma de ser increíbles juntos. Aracne Phobia no es nadie sin Hamlet, como Finn no es nadie sin Jake, o Tintín no es nadie sin Milú.

Y por eso preveía la llegada de este día, del Viernes 2 de Septiembre, como el fin tajante de Aracne Phobia.

Con esto no pretendo más que demostrar el poder que he otorgado a mi gato sobre mis proyectos, sobre mi vida o sobre mí, lo increíblemente unidos que estábamos y lo difícil que está siendo superar esto de forma más o menos pública. Constantemente temía este momento y me instaba a mí misma a luchar mientras estuviéramos juntos, porque nunca brillaré tanto como entonces.

Hamlet era parte de mí, y no sólo por lo increíblemente sincronizados que estábamos, porque no pudiéramos separarnos o porque hubiera una comprensión sistemática entre nosotros, sino también porque formaba parte de mis proyectos, de mi presente y de mi futuro. Yo decidí confiar en Hamlet cuando todo lo demás me había fallado, y él no me falló nunca.

Pese a haber sufrido un sinfín de dolorosas pérdidas de parientes, amigos y mascotas con anterioridad -y muchas de ellas este fatídico año -, no ha habido suceso que me haya dolido jamás tanto como éste.

Hamlet no era un gato cualquiera, era el compañero perfecto. No puedo prometer ser tan brillante sin él y menos cuando difícilmente puedo prometer que vaya a seguir con lo que construimos juntos, pero tengo que intentarlo. Por él. Y esto me lo ha demostrado el apoyo recibido, apoyo que no me esperaba en absoluto, que pensaba que tendría que ganarme mediante una incómoda e intrusiva explicación de mis emociones que, sinceramente, me aterraba.

La empatía, los ánimos, el apoyo… Los agradezco de verdad. De corazón Desde el fondo de lo que queda de mí. No son una muletilla con la que quiera deshacerme de vuestras palabras para quedar bien u olvidarme del tema. Esto es algo latente que jamás podré olvidar, porque cada minuto de existencia me está doliendo desde que se fue.

Sin embargo, lo que más agradezco es ver cómo personas que no han llegado a conocer a Hamlet hayan sido capaces de quererlo, de honrarlo, de echarle de menos. Que le recuerden como el ser maravilloso que era es, en parte, por mi forma de haberlo mostrado ante vosotros. Y eso, de una forma quizá demasiado egoísta, me hace sentir orgullosa conmigo misma, me hace demostrar que no sólo le quise, sino que conseguí que muchas más personas lo hicieran.

La pérdida de Hamlet ha sido devastadora: No sólo por el increíble desgaste que supone el ver marchitarse a alguien a quien quieres sin poder remediarlo, sino por la idea implícita de que su sufrimiento podría haberlo evitado si simplemente lo hubiera visto antes, pese a que seguía todos los protocolos diarios pertinentes: Hidratación, medicación y prueba de agilidad. Hamlet procuró no mostrar signos de su enfermedad hasta que fue irremediable, hasta que sus niveles renales alcanzaron una cota que podría haberle causado el coma. Y aún así lo hicimos todo por él y la redujimos, siendo repudiados por veterinarios que nos mandaban a casa a que esperásemos a verlo morir. No es sólo la cantidad criminal de dinero gustosamente gastada en él, sino el poco tiempo que nos retribuyó, la noche de calma que hubo tras la tormenta para luego hundir nuestro barco. Verlo ronronear, abrazarme, maullarme, jugar… Para volver a caer en la anemia, más rápido, de una forma aún más cruel, indigna, despiadada. Hasta llegar a un punto en el que necesitaba de una forma tan ferviente que dejara de sufrir que ni siquiera pensé en que eso supondría perderle para siempre. Y aún así murió tranquilo, mirándome a los ojos. En una paz extraña propia del que ha luchado hasta el final y ha sido derrotado.

Siento el desvarío emocional de una loca de los gatos. Dije que hablaría de Hamlet y no he parado de hablar de mí, de lo que he pasado y de lo que significaba para mí. Algún día os contaré lo increíblemente maravilloso que era, es y será. Lo prometo. Lo merece.

‘…Qué no daría yo, por tener tu mirada, por ser como siempre los dos, mientras todo cambia.

Gracias por leerme. #TeamHamlet

Gracias a la maravillosa @Kumosplace

16 Comentarios para “Duerme, Dulce príncipe”

  1. Loh Mephisto

    TTwTT soy un ñoño con lo de los gatos y me acorde de mi nieve con lo que pusiste, si decides no regresar a YouTube te entiendo y lo lamentaré pero te apoyo, un abrazo y salve Hamlet

    Responder
  2. Daniel

    Me has llegado al alma he llorado. El fue un luchador hasta el final. Mientras Hamlet este en nuestras mentes vivirá por siempre. Estoy seguro que el disfruto cada momento que pasaron juntos desde que abrió los ojos al nacer hasta que cayo en el sueño eterno
    Buen viaje hamlet te extrañaremos

    Responder
  3. Fran

    Cuando conocí la noticia de la muerte de Hamlet me sentí muy apenado. Mi pena en parte corresponde al hecho en sí mismo del fin de la vida de un gato tan especial y cariñoso, no en vano yo también profeso un amor incondicional hacia estos adorables felinos y disfruto el privilegio de su compañía desde que tuve un lugar al que llamar mi hogar, aunque fuese de alquiler. Sin embargo, el grueso de mi congoja va para Aracne… bueno, en realidad no es para Aracne ya que ese es un personaje detrás del que la persona que lo creó lucha contra su timidez y ansiedad social, a la vez que procura guardar con celo su intimidad.

    Es a esa persona a la que dirijo estas palabras. Sin máscaras y sin subterfugios. Te las dirijo a ti porque eres quien está sufriendo y quiero decirte que te comprendo. No te conozco personalmente y nunca hemos hablado. Lo más que hemos interactuado han sido algunos mensajes por Twitter, públicos y privados, pero nada más. A pesar de todo, puedo decirte que te comprendo al menos en parte, la parte de tu ser que hace que ames a los animales, adores su forma de ser y seas capaz de ver lo que esos bichitos te quieren a ti.
    Te entiendo porque, como todos los que llevamos teniendo mascotas ya durante años, yo también he sufrido la pérdida de amigos peludos. Algunas pérdidas las asumes más fácilmente y otras te entristecen más… pero cuando el amor que recibes lo sientes de manera tan intensa que lo único que puedes hacer es devolver a esa fuente al menos una parte. Cuando la mera presencia de ese amiguito peludo te levanta el ánimo en tus horas más bajas. Cuando tu más alta prioridad es su bienestar, sin importar ninguna otra cosa en el mundo, la pérdida que sientes te arrasa por dentro de una manera que es imposible de describir a nadie, que solo quien la sufra podrá llegar a entenderla y a la vez no le deseas a nadie que experimente algo tan horrible que hace que el día más luminoso parezca triste y apagado.

    Cuando conocí la noticia de la muerte de Hamlet te escribí unos mensajes tratando de condensar todos mis buenos sentimientos y tratar de hacer que sintieras que había alguien que comprendía y compartía el sentimiento tan triste y profundo que sentías. Al hacerlo, rememoré mi pérdida y no he tenido fuerzas para afrontarla de nuevo hasta ahora.

    Sin embargo, con todo lo que te estoy contando no pretendo entristecerte. Lo que espero conseguir es transmitirte un mensaje de esperanza, ya que el dolor y la tristeza pasan y los buenos recuerdos permanecen. Antes o después podrás recordar a Hamlet y la pena dará paso a una melancólica alegría ya que recordarás los buenos momentos que viviste con Hamlet.

    No importa que dejes de lado el personaje. Puedes llamarte Aracnephobia, Hettie la loca, Dama Delirio o como prefieras. Lo importante es que sepas que eres alguien especial, que muchos lo sabemos y que no queremos perder lo que tú puedas aportar de bueno a este mundo.

    Un abrazo muy fuerte para ti y para Xazac.

    Responder
  4. Loyal Pumpkin

    Me duele tu situación con Hamlet, porque yo también la he vivido. Lo siento mucho, querida Aracne. Ojalá pudiese ser como tú y escribirte lo que quiero decir con exactitud. Odio como te atacan en las redes cuando estás vulnerable y dolida. Aunque representes un personaje, eres humana, tienes derecho a sentir, joder… no hay nada de malo en ello…

    Responder
  5. White Dahlia

    Damián (mi compañero felino y mejor amigo) te manda fuerzas, Aracne. Decidas lo que decidas sobre tu canal, no importa mientras recuperes los ánimos y vuelvas en ti más fuerte que nunca, por ti, por Hamlet, por los dos. Yo también me desvivo por mi pequeño y probablemente su pérdida vaya a suponer para mí una gran derrota pero no el fin de esta guerra. Que cada día sea recordado y le hagas tributo siendo tan valiente como él en los momentos más difíciles. Creo que para la mayoría de tus seguidores Hamlet es un gran gato, por cada aparición en tu canal y el resto de redes sociales. Así nos lo has mostrado y gracias a eso le tenemos un cariño especial, como a ti, a pesar de no ser gente cercana. Por mucho que actúes, los que se fijen un poquito sabrán que tienes un gran corazón y una personalidad única. Tus amigos y tu gente es muy afortunada. Que las lágrimas no te ahoguen en las profundidades de un mar de infinita melancolía y que demuestres una vez más, para ti y sólo para ti, la fuerza de tus pasos y el peso de tu corazón. Fuerza y honor, Aracne.

    Responder
  6. Nakku

    Te quiero un montón, pulpibella. Me emociona leerte hablar de Hamlet, la vida es así de traicionera. Pero ten clara una cosa, puedes estar orgullosa porque has conseguido que Hamlet esté en los corazones de mucha gente, incluido el mío. Mucho ánimo, mucha fuerza… y feliz nuevo comienzo. Estoy acumulando abrazos, cuando te vea nos van a tener que separar con espátula. #TeamHamletPeladoConBorlaEnLaCola <3

    Responder
  7. Jack x Worlds

    Gracias, porque eres la clarísima evidencia de todo el amor que puede haber hacia un ser tan especial. Gracias por mostrar al mundo cuán importante era Hamlet, cuán importante puede ser la relación de una persona con un compañero felino. Gracias por expresarte y gracias por permitirnos disfrutar de Hamlet y todo lo que significa.

    Como niño y posteriormente como adolescente, debido a circunstancias de mi vida padecí un bloqueo emocional bastante fuerte, este, solo se rompió cuando pase lo mismo que ahora has pasado y estas pasando tú, por lo que puedo entender una parte tu dolor. Que lo muestres públicamente considero que es un acto de honor hacia Hamlet y todo lo que es, hacia todo lo que sois, es también un gesto de gran valentía y una muestra de un gran valor para toda aquella persona que te lea.

    No puedo evitar dejar caer unas lágrimas por Hamlet tras leerte, sin embargo no quiero terminar así, quiero mandarte todo el apoyo, fuerza y cariño posibles, terminando como empecé… gracias por ser tú.

    Responder
  8. Laura

    Se te quiere mucho Aracne, y siempre se querrá mucho a Ham.
    Los felinos nunca muestran debilidad aún cuando están muy enfermos, y especialmente con lo que le tocó al pobre Ham en suerte… no es tu culpa Aracne, tú hiciste lo que pudiste y creías correcto, no eres culpable de lo que ha pasado. Si es que en algún momento te has culpabilizado, no lo hagas.

    Sé fuerte Aracne, por él.

    Responder
  9. Phaxsique

    Desde que has dado la noticia hace 4 días he estado apesadumbrado, triste, más taciturno de lo normal.
    Si bien no hace ni 1 año que conozco tu canal, he recorrido tus videos y trabajos tantas veces y con tanto interés que me siento de alguna manera bendecido por haber conocido tu persona por medio del subtexto, junto al amor que le profesas a todas tus mascotas y, sobre todo, a Hamlet.
    Hamlet, ese felpudo infinítamente abrazable y a quien le he agarrado un cariño inmenso, si bien no lo volveremos a ver, aparecerá siempre que lo necesites en tus recuerdos y en los nuestros. Ahí estará él haciendo lo mejor que sabe: darte esa motivación y esa determinación para sonreir y encontrar el lado dulce de esta vida a veces fría. Como se lo ve en las fotos, con esa mirada penetrante e inocente que emana un profundo amor por su dueña, lo vamos a recordar con amor en nuestros corazones.
    A pesar de ser sólo un suscriptor más, te mando un abrazo de fuerzas y esperanzas por un tiempo futuro en el que lo recordemos felices, con risas y con lo mejor que nos ha dejado su compañía. Muchas gracias por compartir esto con nosotros. Me demuestra una vez más lo valiente, consecuente y humana que eres. Mucho apoyo.

    Responder
  10. Mr. Jack

    Aracne, gracias a ti por acercarte a nosotros. Y no solo eso, si no de acercarnos a Hamlet. Y es por eso, que ahora lloramos contigo. Nadie lo echará más en falta que tú, pero ninguna de tus calabacitas lo podrá olvidar fácilmente. Trás estas líneas puedo ver la maravillosa conexión que tenías con Hamlet y te insto a que ignores a las personas que se aprovechan de una situación así para mofarse de ti. Aún que para mí, esos seres no son personas.
    Espero que tu duelo sea breve.

    Responder
  11. Zimuska Zima

    Aracne, gracias por dejarnos amara Hamlet, era un gato maravilloso, nunca olvidaremos y mantendremos un lugar especial para el en nuestros corazones, te queremos mucho y te mando mucho animo y fuerzas, un beso enorme.

    Responder
  12. Mon

    Hola, Aracne. No soy el tipo de persona que comenta, pero me gustaría unirme a tus increíbles seguidores para darte el pésame e intentar dar un poco de consuelo. No os he conocido ni a ti ni a Hamlet, pero la relación que se ha visto ha sido muy especial. Yo tengo dos gatos y no he podido evitar verme reflejada en muchísimas de las cosas que hacías, admirándolo y venerándolo. Me han alegrado muchísimo esos gestos y me entristecí enormemente al enterarme de que Hamlet estaba enfermo. Desee con fuerza que se recuperara, aún sabiendo lo horrible que es esa maldita enfermedad. Tenía muchas esperanzas. Desgraciadamente el desenlace no ha sido el esperado y he de confesar que he llorado y me he emocionado con todo el fan-art que han hecho sobre él. Tienes unos seguidores fantásticos y es bastante palpable el cariño generalizado que tienen a Hamlet. Supongo que has tenido que pasar unos días malísimos, con un dolor inimaginable e intentando lidiar con él, es algo durísimo. Te mando muchísimos ánimos y espero que seas muy feliz con la compañía del pequeño Macbeth (seguro que es un enviado, espía mejor dicho, de Hamlet para cuidarte, o vigilarte). Saludos 🙂 .

    Responder
  13. Aurora Lieddel

    No suelo hacer manifestación en las redes sociales; de hecho ni siquiera tengo. Es por ello que no pude enterarme a tiempo de esta devastadora noticia, y daros el pésame como correspondía. A ti y a el, en cierto modo. Aunque no os conocí en persona, siento la pérdida como si fuese mía. No te haces a la idea de lo que Hamlet y tu significáis para mi, de lo muchísimo que habéis aportado a vuestros seguidores, no solo por el contenido. Hamlet, como tu, era más que un personaje de internet. Hamlet era un amigo. Erais, y seguís siendo, en los momentos de dolor, una inspiración. ¡Me sentí comprendida! Por esta razón, hoy lloro por el, por vosotros. Perderos me ha supuesto perder parte de mi infancia, de mi adolescencia. No creo que entienda lo que tu y toda tu familia está pasando, pero verte abrirte por primera vez solo me hace desear con vehemencia que ojalá pudiera devolverte, a ti y a su memoria, todo lo que sin saberlo habéis hecho por mi. De momento, solo puedo decir que gracias, de todo corazón, por todo. Gracias por hacerme sentir menos sola, y sabed que muchas personas (personas anónimas) lloran con vosotros. Por él.
    Mucho animo, amiga.

    Responder
  14. Rinoa

    Es imposible leer eso sin que se le parta a una el corazón…
    Es increíble cómo resulta tan sencillo casi palpar ésa conexión vuestra tan fuerte…
    Muchos ya ves que, aunque no le conociésemos personalmente, lo recordaremos por ganarse un huequito especial en nuestros corazones; igual que tú.
    Como ya te dije, muchísima fuerza, ¡y ánimos con el bebé!
    ¡Un abrazo enorme!

    Responder
  15. Andrés

    Aracne, me acabo de estar bastante tarde de la noticia. Espero que actualmente te sientas mejor, aunque quien sabe, las cosas de este tipo jamás son sencillas.
    No se si es verdad que es el fin de Aracne Phobia, por favor no lo hagas. Eres una de las mejores figuras de youtube que conozco y tu trabajo aún tiene mucho que dar.
    Saludos desde Chile.

    Responder
  16. vender1999

    hace poco que te sigo y enterarme de esta noticia me pone algo triste. He visto todos tus videos y me parece fascinante el personaje, lo bien que te expresas y el gran papel de halmet… lamento no haberte encontrado antes no poder participar en el canal como me gustaría… se que es estúpido y egoísta pedirte que vuelvas ya que solo soy un posible violador al otro lado de internet, pero ¡joder molas mucho!

    Responder

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

¿Eres humano? * Time limit is exhausted. Please reload the CAPTCHA.