Publicado por & archivado en Blog.

enemy-movie

¿Has visto esta película y no te has enterado de nada? Aquí pormenorizo todos los detalles e intento darles el significado real que el autor se ha negado a desvelar…

 

No os mentiré: Mi más sincera opinión es que esta película es una verdadera maravilla. Más allá del planteamiento clásico de una película de ficción, Denis Villeneuve ha creado un verdadero rompecabezas narrativo y ha dejado en manos del espectador el poder de darle sentido. Esta es la característica principal por la que el thriller psicológico (Con sus máximos exponentes en David Lynch y David Cronenberg) es el género del que más disfruto, y el verdadero motivo por el que valoro a Jake Gyllenhaal como actor (no me cabe la menor duda de que detrás de esos ojazos azules, siempre hay un personaje atormentado con un debate interno que hará estremecer toda la trama).

Espero que me perdonéis si dejo a un lado los detalles técnicos de la película, a no ser que estos sean imprescindibles para el significado de cada pieza del puzzle, ya que con esta entrada pretendo dar una posible explicación semántica, siempre desde mi perspectiva introspectiva, a una obra llena de luces y sombras que pocos lograremos llegar a entender del todo.

 

A partir de este punto voy a soltar spoilers inevitables, así que si no has visto la película, te aconsejo encarecidamente que abras este link y minimices la ventana del navegador para no perder esta entrada.

Creéme: la vas a necesitar tanto como yo necesité respuestas cuando terminé de ver la película.

 

1.) El caos es un orden aún por descifrar.

Todos los sucesos ocurren de manera desordenada en el tiempo
Es el espectador el que debe ordenarlos de forma lógica para expresar un mensaje. Adam y Anthony son la misma persona en dos etapas completamente diferentes de su vida. La orgánica línea de tiempo nos mostraría a Anthony, un chico vivaz y lleno de energía al que no le importa arriesgarse a ser alguien importante, es profesor de universidad y, a su vez, dedica su tiempo libre como actor en papeles insignificantes que mantienen su ego a flote. Va en moto, y tiene una vida enérgica, drespreocupada y activa hasta que su mujer, Helen, se queda emabarazada, momento en el que deja su carrera como actor (El portero de la agencia de actores dice claramente que lleva 6 meses sin pasar por allí, el mismo tiempo del que su mujer admite a Adam estar embarazada en las puertas de la universidad), y empieza a mantener una relación paralela con Mary, pero su mujer lo descubre, le pide que se quede con ella y él corta toda relación con su yo del pasado, y pasa a tejer la telaraña como alegoría a su deber al asumir la responsabilidad de tener una familia. En ese momento, cuando Anthony ‘muere’ junto a Mary en el accidente (En el preciso instante en el que Helen pide a Adam que se quede con ella), es cuando nace Adam: Una persona cohibida, aburrida y monótona que se niega recordar quién fue (En la escena del hotel, Anthony se muestra muy interesado en saber cuánto se parecen y es Adam el que rápidamente da un paso atrás y se marcha de la habitación). Al no ser capaz de reprimir todos sus impulsos y seguir guardando secretos (está decidido a utilizar la llave del sobre) demuestra no ser capaz de asumir esa responsabilidad, por lo que su mujer termina dejándolo (Clara muestra de ello es la foto recortada que utiliza para compararse con la imagen del actor, foto que después puede ver entera, posando junto a su mujer en el apartamento de Anthony), y se ve abnegado a llevar una vida solitaria en la que busca constantemente el remedio para una soledad incurable exenta de motivaciones (‘Yo no salgo mucho de casa, y no me gusta mucho el cine‘).

 

2.) Todos los grandes hechos y personajes de la historia universal se repiten, la primera vez se presentan como una tragedia, la segunda, como una farsa. (Marx)

Mary (La amante) (Mélanie Laurent)
Cuando observa la marca de la alianza de Anthony, sólo puede decir: ‘¿Por qué me haces esto? Tú no eres un hombre‘, claro grito de amante despechada que acaba de descubrir que su pareja está casada. La relación de Adam con ella es puramente sexual, no hay conversación, es una relación anodina hasta el punto en que ella misma se da cuenta cuando él la despierta en mitad de la noche.

La Madre (Isabella Rossellini)
Menciona a su madre en más de una ocasión, en otra vemos cómo evita una llamada de teléfono suya, y en otra escena podemos ver a Adam y a su madre dialogar (Tienes un bonito piso, tienes un trabajo respetable, y puestos a ser sinceros, deberías olvidar esa fantasía de convertirte en un actor de tercera.) (Suficientes problemas tienes ya para relacionarte con una sola mujer, como para ir quedando con desconocidos en habitaciones de hotel), su madre no sólo le presiona para aceptar esa vida responsable, sino que además le insta a hacer algo que no quiere, al obligarle a comer arándanos.

Helen (La mujer) (Sara Gadon)
Helen sabe perfectamente lo que está pasando (– ¿Qué está pasando? + En serio, no sé a qué te refieres… – Yo creo que lo sabes.): La necesidad de libertad de su marido está por encima de sus deseos de formar una familia y asumir su responsabilidad, y eso hace que se sienta preso, deprimido y busque salidas fuera de casa. Es un hombre acorralado en una situación socialmente vinculatoria de la que no puede escapar y que le arrastra a vivir una vida que no quiere vivir. Ella se da cuenta, está atemorizada, y se lo hace saber en múltiples ocasiones: De ahí su enigmático comportamiento. Helen sabe que Adam no es Anthony (‘¿Qué tal te ha ido en la universidad?‘), él llora, y le pide perdón, a lo que ella responde con ‘Por favor, quédate’. En ese mismo instante, Anthony y Mary mueren en el accidente, porque es a Adam al que Helen quiere a su lado, la respuesta a lo que ella necesita para formar una familia.

La Araña.
La representación de la Araña puede tener un sinfín de significados diferentes, pero todos vienen a simbolizar lo mismo: El miedo. Al tratarse de una representación fidedigna de una escultura de Bourgeois nombrada ‘Mamá’, podemos entender claramente a qué se refiere: La araña es sobreprotectora y depredadora al mismo tiempo, utiliza su seda tanto para crear el capullo como para atrapar a sus presas.

En este caso, las arañas están representadas por las mujeres de la cinta, como bien puede verse en las pequeñas pinceladas oníricas entre escenas, en las que aparecen arañas enormes sobre la fría y deshumanizada Toronto, o mujeres desnudas con la cabeza repleta de colmillos. Las mujeres, como las arañas, representan tanto ese deseo de libertad, como la inevitable sensación de opresión. Para Adam/Anthony, estar en compañía de las mujeres significa sentirse cohibido: Su madre le obliga a actúar de una forma concreta y controlada, su mujer le empuja hacia una vida que no desea, y con su amante tiene que guardar constantemente el secreto de su matrimonio. En ningún caso puede ser libre con ninguna de ellas.

El club de streaptease rarito y la llave en el sobre
La primera escena de la película es la imagen de una chica desnuda aplastando una araña con unos inmensos tacones. Según lo veo, es una clara fantasía alegórica sobre cómo la libertad aplasta a las responsabilidades y al miedo, cómo los deseos pueden por encima de la represión, y cómo las voluntades más oscuras terminan abriéndose paso entre las decisiones más lógicas y responsables de la vida. El triunfo del YO sobre las imposiciones sociales.

La llave en el sobre, según nos da a entender el portero del edificio y las imágenes que vemos al principio, parece ser la vía hacia ese lugar selecto y exento de responsabilidades al que todo hombre parece querer escapar.

El final
Parece que todo va bien, nos invade una extraña sensación de paz al ver que Helen está con una persona responsable y no con el depredador sexual de su marido, y que ‘los que sobraban’, han muerto. Pero la sorpresa es mayúscula para todos al ver cómo termina el film: Tras decidir utilizar la llave del sobre secreto, Adam se encuentra a Helen convertida en una araña gigantesca que se apontoca en una esquina de la habitación, más aterrada que agresiva, dejándonos pocos segundos para reaccionar antes de que la película acabe .

Desde luego, este final ha escamado a muchos y maravillado a otros tantos, pero lo que ha logrado, sin lugar a dudas, es no dejar indiferente a nadie.

Mi teoría es que, nuestro protagonista, al enfrentarse a sí mismo y convertirse en Adam, sigue sin poder reprimir sus deseos individuales de libertad y decide volver a utilizar la llave del selecto club, tomando la determinación de volver a ser egoísta e inmaduro sin confiarle el secreto a su mujer, pero en esta ocasión, Helen – que, como hemos visto, se pispa de todo.- no puede tolerarlo, por lo que se presenta ante su marido y ante el espectador como una enorme araña, dispuesta a acabar con su relación. Una madre sobreprotectora, atemorizada y arrinconada a la que no queda otra opción que atentar contra su presa y convertirla en el ser triste, deprimido y anodino al que conocemos al principio de la película.

Pongámonos filosóficos.
Podría resumir el argumento, en este caso, como el eterno debate entre el deseo de ser libre y el miedo a la soledad ante la necesidad de transcender. Es un verdadero cruce de caminos entre las necesidades espirituales y las necesidades físicas del ser humano: La necesidad de madurar para lograr un objetivo gris, monótono y previsible, que está lejos de acercarse a los deseos del ser individual y se asemeja a una poderosa y enorme araña que nos tiene presos en la sobreprotección de sus entrañas, y la intolerable y vacua soledad de ser realmente libre.

Me gustaría hacer un apunte kafkiano a la representación de Helen como Araña. Y es que es Helen quien parece estar enfrascada en un proceso de metamorfosis, y Adam la familia que tira fruta podrida al bicho raro en el que se ha convertido. Helen, la araña, el símbolo de la opresión masculina, se muestra frágil, vulnerable y aterrada, ante los deseos de un marido en el que no puede confiar.
Enemy no es una película de terror, y tampoco pretende serlo, pero la concepción psicológica que plantea es bastante más terrorífica que cualquier funesto ser de ficción. La sensación de vacuidad, control, opresión y negación del deseo individual llega a ser tan amarga que se adhiere a tus pensamientos durante días y consigue hacerte temblar desde el lugar más aterrador de tu subconsciente: El lógico y práctico sentimiento pesimista.

Y por todo esto adoro el género de thriller psicológico.

 

 ¿Estás de acuerdo con esta teoría? ¿Cual es la tuya? ¿Qué te inspiró la trama? ¡Recuerda contármelo en los comentarios!

8 Comentarios para “Significado de Enemy de Denis Villeneue: ¿Qué demonios acabo de ver?”

  1. ultramode

    Me ha parecido impresionante, ya sospechaba que eran la misma persona y que el argumento estaba desordenado, no he llegado a entender del todo el simbolismo de la araña hasta que lo he leído. Lo primero que me vino a la mente fue que eran doppelgängers y podría ser algo de lo que el argumento ha cogido referencia, ya que uno de los dos acaba muriendo, aunque la explicación de que son la misma persona lo desmiente totalmente.
    Me encantan esta clase de pelis en las que nada es por casualidad y no se puede entender a la primera.

    Responder
    • aracnephobia

      Te entiendo, es una película realmente difícil de descifrar. Yo tuve que hacer un amplio análisis de la simbología de la araña para darle sentido a la imágenes del principio de la película. Al principio me parecía una alegoría de la fábula de Aracne y Artemisa, en la que el protagonista pretendía tenerlo todo llegando a convertirse en nada, cosa que también tendría mucho sentido. Pero buscando la referencia con la escultura de Bourgeois y atando cabos con el embarazo de Helen, lo vi bastante claro. Si sumamos que el protagonista tiene una naturaleza claramente infiel y utiliza el sexo como vía de escape, el club de streaptease es una perfecta alegoría de lo que él denomina libertad.

      Lo que más me gusta de estas películas es que tiene tantísimos detalles, tantos significados y tantas lecturas, que pocas veces existen dos concepciones idénticas de la trama ^_^

      Responder
  2. Miki Soria

    Lo primero, es un placer leerte de nuevo. Espero de verdad que se convierta en una costumbre hasta tenerte esclavizada para saciar las ganas que tiene el mundo de tus textos, los analistas y los creativos. Ya tengo una almohada al lado del radiador para que no se te duerma el culo, tranquila ^^
    Sobre Enemy, estoy muy de acuerdo con tus teorías al respecto. La transición entre Anthony y Adam puede verse de forma bastante clara, sobretodo para los que tenemos el cerebro ya marcado por Lynch y sus enanos.
    Sobre la forma de Helen en araña, le daría más incapié al miedo que a la agresividad. Ambas están presentes en esta metamorfosis del personaje, sin lugar a dudas, pero creo que es el miedo la que prevalece más, el miedo a perder a su Adam, su marido ideal y familiar en favor de esa cara egoísta y libre de él.
    No puedo evitar pensar en Jekyll y Hyde, en la cara respetable, responsable y seria, representada en el anodino Adam, y su contraposición, una figura que representa la libertad, pero no es libertad plástica y publicitaria de hacer lo que uno desea y quiere, pero siempre dentro de unos cánones, sino esa libertad que trasciende lo que la sociedad nos implanta y que, en algunos casos puede llegar a despertar deseos y depravaciones inimaginables.
    Las miseria humanas que tanto alimentan los thrillers y las historias de terror.

    Responder
    • aracnephobia

      ¡¡Exacto!! ¡No podría haberla definido mejor! Se nota que no tengo la soltura para expresar términos tan bien como querría (Eso me lleva irremisiblemente a aceptar tu propuesta de escribir con más frecuencia). Lo cierto es que ha llegado un momento en el que me he sentido terriblemente parca en palabras y no he llegado a expresar lo que realmente quería decir.

      La libertad a la que me refiero es, precisamente, esa que defines. No es la libertad romántica de Thelma y Louis en la carretera, sino el sentimiento de buscar una vía alternativa a un camino prediseñado e impuesto por una sociedad deshumanizada. En el caso de Adam, suscribe esa libertad al sexo, de ahí las infidelidades y escarceos a clubes selectos. La necesidad de suplir sus deseos individuales, ajenos a la paridad del colectivo social. Él, como individuo, contra un mundo que lo oprime.

      Es fácil sentirse identificado con este argumento, aunque no compartas los mismos deseos oscuros que el protagonista. Es una trama existencialista que es capaz de tocarnos la fibra sensible a todos los que reflexionamos sobre los comprotamientos crónicos de la sociedad y nos cuestionamos si debemos seguir el camino marcado.

      Sobre Helen, sí: En todo momento quise expresar que tenía miedo. Helen se pasa aterrada absolutamente TODA la película, desde su primera aparición al teléfono. Pero de la misma forma, es capaz de hacerle un daño irreversible a Adam, de sumirlo en la depresión más profunda, convirtiéndose en un monstruo. Por eso mismo me gusta observarlo como el proceso kafkiano de metamorfosis desde el punto de vista de la familia que acoge al protagonista.

      Está claro que necesitamos más Kafkas, más Murakamis y más Philip K.Dicks en el mundo.

      Responder
      • Miki Soria

        Se huele una profundidad de pensamiento y creatividad en ti que tus vídeos muestran, pero no en todo el esplendor que se intuye. Si proliferan tus escritos será un regalo para ti y sobretodo para nosotros.
        A decir verdad, me atrae más la metamorfosis de Helen que la del protagonista. Helen es una mujer que quiere a su marido y que su Yo egoísta le provoca el miedo y la ansiedad de que este se vaya de su lado, y precisamente ese miedo a que él abrace su libertad de forma unilateral y egoísta es lo que termina por provocar precisamente eso en ella. Helen desea tener a Adam a su lado a cualquier precio, aunque ese precio lo tenga que pagar él, y ella someterá su espíritu aunque por dentro llegue a matarlo y a generar apatía o incluso odio por su mujer. Ella actúa de forma egoísta, sin pensar en más que en su ansiedad, pero esa búsqueda de libertad (aquí expresada en una vida sin miedo a quedarse sola) no surge del sentimiento de ser libre, sino que lo hace desde el miedo. Dos expresiones de egoísmo salidas de fuentes muy distintas pero que tienen un resultado muy similar. Se cambia la exclusión que Anthony hace de su mujer al querer una vida que ella no puede compartir, a la opresión que Helen hace sobre Adam al obligarlo a tomar una vida que él no desea vivir.
        Cómo dijo en su día el doctor Jonathan Crane “respeto el poder que la mente puede llegar a tener sobre cuerpo, por eso hago lo que hago”. Adaptando la frase al tema y a mi propia experiencia, “respeto el poder del miedo sobre el ser humano, por eso me dedico a lo que me dedico”.

        Responder
  3. Nicanor Navarro Toronto

    En habiendo leído algo de Saramago y en habiendo visto la película, -sin haber leído “El hombre duplicado”-, me ha entrado una necesidad acuciante de leerlo… ¿Como es posible qué …? (me dije a mí mismo).
    Después de leerla, me volví a decir a mí mismo ¡Ah.. vale!. De acuerdo campeón… ¡Te has lucido! (esto último se lo dije, figuradamente y en tono irónico (o más bien con sarcasmo), al autor de la película).

    Responder
  4. Nicanor Navarro Toronto

    Ese narrador omnisciente, que conoce hasta los más íntimos sentimientos y pensamientos de sus personajes, y te los presenta con una mezcla de distancia, ironía y ternura, que es capaz de mezclar largas disquisiciones sociales y filosóficas, y personifica arquetipos conocidos para dar mayor claridad a las elucubraciones de sus personajes, que juega con el lector, contándole, por ejemplo, que es un recurso narrativo muy manido el recurso narrativo que está utilizando en ese momento y aún así le proporciona más fuerza, que adivina y te deja entrever el futuro, etc., etc…
    A ese no le he visto en la película.
    Ni el papel que juega la barba postiza.
    También echo en falta el sentido común, que aparece varias veces, por ejemplo que acompaña y da conversación a Tertuliano (ese es el prota) en el coche, de vuelta de ver a su duplicado, que le acompaña en el ascensor, pero que no entra en su casa…
    Sin embargo, ese brutal y gigantesco instinto protector que acecha sobre la ciudad no lo encuentro en la novela.
    En verdad esa es una de las mejores escenas y más impactantes de la película.
    ‘He estado en el infierno y he vuelto’, exposición de Louise Bourgeois en el museo Picasso de Málaga, este verano.

    Responder
  5. Nicanor Navarro Toronto

    ¿Por qué narices se tuvo que quedar fuera el sentido común? Eso fue lo que lo lió todo…

    Responder

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

¿Eres humano? * Time limit is exhausted. Please reload the CAPTCHA.