Publicado por & archivado en Blog.

Las películas de Hollywood y la atroz máquina del márketing capitalista, se han encargado de enseñarnos cómo celebrar Halloween siendo un niño de 4 años que quiere matarse de diabetes o un adolescente de 17 que aprovecha el momento para encerrarse en un armario con Tiffany, pero para todos aquellos que quieren hacernos creer que los Millenials celebramos cosas prefabricadas por los EE.UU y que Halloween carece de sentido, os traigo este vídeo y esta entrada tan definitiva de Halloween. Seria y cultural.

En europa, Halloween tiene su origen en los antiguos pueblos celtas, llegado el final de Octubre, solían celebrar una gran fiesta para conmemorar “el final de la cosecha”, bautizada con la palabra gaélica de Samhain. Significa, etimológicamente, ‘el final del verano’, en contraposición a Beltane, ‘El final del invierno’, festejos situados en ambos solsticios.

Se acababa el tiempo de la cosecha, y a partir de entonces, los días pasaban a ser más cortos y las noches más largas. Los celtas creían que en esta noche de Samhain los espíritus de los muertos volvían a visitar el mundo de los mortales, y por ello encendían grandes hogueras para ahuyentar a los malos espíritus, celebrando la fiesta nocturna de bienvenida al Año Nuevo.

La costumbre era dejar comida y dulces fuera de sus casas y encender velas para ayudar a las almas de los muertos a ekqencontrar el camino hacia la luz y el descanso junto al dios Sol, en las Tierras edel Verano. Los celtas iban recogiendo alimentos por las casas para las ofrendas a sus dioses, rituales que incluían sacrificios de sangre, preparando un gran nabo o calabaza hueca con carbones encendidos, que representaba la deidad que creían que les otorgaba prosperidad y poder.

Los sidhe, o pueblos feéricos celtas, también celebraban Samhain. En la víspera de noviembre las hadas podían tomar maridos mortales y se abrían todas las grutas de las hadas para que cualquier mortal que fuera lo suficientemente valiente pudiera viajar a sus dominios. Pero eran pocos los celtas que se aventuraban voluntariamente en aquel reino encantado, sentían por las hadas un gran respeto y un impávido terror.

Tras la caída de los celtas, se instauraron “Las Fiestas de Pomona” en el imperio Romano, y con el auge de la nueva religión la fiesta pagana se cristianizó después como el dia ‘de Todos los Santos’ (la traducción en inglés es, “All Hallow’s Eve”, de ahí la expresión actual de ‘Hallowe’en’)

A pesar de ello, los irlandeses, entre otros pueblos de origen celta como Galicia y su “Santa Compaña”, siguieron celebrando la tradición festiva de la noche de Samhaim, el 31 de Octubre, desde el año 100 d.C.

El “Día de Muertos” en la tradición mexicana es mucho anterior a la colonización española, ya que hablamos de un ritual azteca que se conmemoraba el noveno mes del calendario solar mexica, en los meses de julio y agosto. Esta fiesta celebraba el final de las cosechas del maíz, y era parte de la ofrenda que se entregaba a Mictecacíhuatl, dama de la muerte y regidora del inframundo Mictlán, actualmente relacionada con “La Catrina”, personaje de José Guadalupe Posada. La intención de estos rituales y ofrendas eran las de ayudar a sus difuntos a viajar durante 4 años a través de las 9 regiones del inframundo hasta llegar a su lugar de reposo, la residencia de Mictlantecuhtli y Mictecacíhuatl, a quiénes se les ofrecían dichos obsequios. Por otro lado, era muy común la práctica de conservar los cráneos como trofeos y mostrarlos durante los rituales que simbolizaban la muerte y el renacimiento.

Y tras todo esto, que sepáis que Halloween no comenzó a celebrarse masivamente hasta 1921 en Estados Unidos, fecha del primer desfile de Halloween en Minnesota, tras lo cual vino el auge de las religiones neopaganas, como la wicca, que nos fue ofrecida a través de Gerald Gardner en 1954, que recopiló en una serie de libros los conocimientos de la Brujería moderna, una vez abolidas las leyes que la perseguían. De acuerdo con la creencia wiccana, este día representa la muerte del Dios para renacer después en Yule, y es un momento mágico en el que el velo de ambos mundos cae y los vivos y los muertos festejan juntos la vida. El objetivo es recordar a quienes nos han dejado, rendir tributo a los fallecidos y comenzar una nueva etapa. El final y el principio son uno en la rueda del año wiccana, al igual que la muerte y el renacimiento.

El altar de los muertos
El “altar de muertos” en la época prehispánica azteca era el Tzompantli, dedicado a Mictlantecuhtli, un mural decorado con cráneos tallados en piedra y estacas en la zona superior para ensartar la cabeza de los sacrificados.

Pero ahora somos mucho más aburridos y creamos altares decorados con fotos, objetos 000001y cosas que hayan pertenecido a aquellos que se han ido pero que conviven dentro de nosotros; Se adorna con flores, comida, representaciones de la muerte o Memento mori (Recuerdo de la vacuidad de la vida), un vaso con agua, algo que te recuerde a ellos y un cuenco con sal. Este es un pequeño homenaje a tus difuntos, y puedes poner a todos ellos juntos o por pequeños altares separados.

 

El ritual del caldero
Este es un ritual parecido al de San juan, llamado en la antiguedad Litha, donde quemamos aquello que hemos perdido durante el año para renacer mucho más fuertes con aquello que deseamos. Según los wiccanos, simboliza que el Dios muere y regresa al vientre de la Diosa.

En este proceso, con una vela o un caldero en llamas, escribiremos aquello que queremos expulsar de nuestra vida y aquello que deseamos, y lo quemaremos hasta que se extinga nuestra hoguera.

 

Tallar calabazas
Odio los tópicos racistas, pero la historia que inspira a las calabazas de Halloween es la encarnación de todos los clichés sobre Irlandeses que existen.

En una lejana noche de Halloween, un irlandés con fama de borracho, llamado Jack, tuvo la mala fortuna de encontrarse con el diablo en una taberna. Jack pudo engañar al diablo ofreciéndole su alma a cambio de un último trago. Y a través de símbolos de cruces y bastantes engaños, pudo evitar que el diablo se llevara su alma hasta el día de su propia muerte, en la que el diablo no dejó que su alma entrase en los infiernos. – ¿A dónde iré ahora? Preguntó Jack, y el diablo le contestó- Vuelve por donde viniste. – Y así, le entregó unas brasas ardientes para que iluminara su camino que Jack puso dentro de una calabaza para que le dieran luz.

Así que os enseño a iluminarle el camino a los espíritus errantes.
Necesitáis una calabaza naranja, lisa, que pese poco y que no sepa a nada. Creédme, antes de que esto se pusiera de moda podíamos pasarnos 3 días tallando una piedra que duraba firme 2 días. Pero las cremas de calabaza merecían la pena.

1) Serráis el cráneo de la calabaza y le extirpáis todo su moco cerebral. Luego raspáis las paredes hasta vaciarla con una espátula y la laváis por dentro y por fuera con agua y unas gotitas de lejía, para que dure un poco más.

Peluca morada
[La música cambia de tono]
2) Ahora podéis ser unos gallinas y descargaros una plantilla o unos verdaderos valientes y hacerlo por vuestra cuenta. La originalidad es importante, yo sólo digo eso. Utilizad un punzón y tened paciencia.
[Aracne mira extrañada, la música vuelve a su tono original]

3) Ahora la iluminamos. Y os recomiendo utilizar una vela de luz led para que dure más tiempo, porque aunque no te lo creas, todo este curro sólo durará una semana a lo sumo. Si utilizas una vela normal no la tapes, y asegurate de poner vaselina en los bordes para que no se oxiden.

Y ya está, aquí tenemos una calabaza de Halloween.

Os dejo un tutorial mucho más detallado aquí: Facilysencillo.

Comidas populares
Hay un montón de tradiciones alrededor de este festejo y toda tradición empieza haciendo dulces.

En México podemos probar el pan de muerto, que tiene un significado emocional: El círculo que se encuentra en la parte superior del mismo es el cráneo, las canillas son los huesos y el sabor a azahar es por el recuerdo a los ya fallecidos. Hay indicios que narran la elaboración de un pan compuesto por semillas de amaranto molidas y tostadas, mezcladas con la sangre de los sacrificios que se ofrecían en honor a Izcoxauhqui, Cuetzaltzin o Huehuetéotl.

En Cataluña se preparan Panellets para el día de la castañada, de almendras y piñones, en Madrid son típicos los huesos de santo, hechos de mazapán y almíbar, y en Andalucía, los huesos de San Expédito, con forma de dedo y hechos a base de yema de huevo.

100%

Un Comentario para “¿Qué es Halloween?”

  1. Pris Figueroa

    Tu blog es una pasada, me encanta que hayas incluido las tradiciones mexicanas en tu artículo y el vídeo fue espectacular.

    Responder

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

¿Eres humano? * Time limit is exhausted. Please reload the CAPTCHA.